Más puta que la vida no la hay

Cuando piensas que la vida no te puede sacudir más, cuando piensas que estás totalmente pisoteada y tirada por el suelo, llega la vida y vuelve para patearte, para volver a pisotearte y aplastarte aún más. Porque la vida es de esas que no tienen escrúpulos, es esa puta que te clava el tacón en los cojones porque sabe que es dónde más duele, esa que ejerce la suficiente presión como para hundirte pero aún así te añade más peso.

Te pone la miel en los labios, te da el pan en la mano para quitártelo cuando más lo necesitas y se ríe con ello. Disfruta viendo como sufres y como lo pasas mal.

Lo peor de la vida es que no pisotea a los que lo merecen, no aplasta a los que tiene que aplastar y no le pisa los cojones al más cabrón… a ella le gusta acabar con los que ya ha hundido y dar un soplo más de aire a los que merecen ahogarse.

16/12/16 Alba

Mi sueño perturbador

Hoy me he despertado a las 11 de golpe casi llorando pero lo triste es que me ha fastidiado despertarme porque quería saber lo que pasaba después, os cuento la historia de mi tremendo sueño, aunque no lo recuerdo con exactitud, pero voy a intentar hacer memoria.

Resulta que yo estaba en una especie de apocalípsis zombie con mi hermana y alguien más al que yo amaba con locura, sí, amaba a alguien con locura pero no sé ni quién es, sólo recuerdo que su cara me era conocida, a saber… algún famosillo seguro… bueno pues el caso es que estábamos pasando por una especie de laberinto con monstruos extraños que daban asco… porque lo daban mucho, sólo recuerdo de ellos que parecían estar sangrando constantemente como si fueran corazones andantes o algo… no sé, pero mi genial y enamorado acompañante como un heroico personaje se los cargaba a todos, total que mi misterioso amado acompañante ya estaba hecho pedazos y decide que va a quedarse en el puto laberinto a morir, no sé que tipo de lógica tiene eso ya que se había acabado la puta apocalípsis, pero él se quería quedar ahí, así que… se cierra la puerta del laberinto delante de mi jeta y como en las películas el se queda al otro lado y me confiesa en el último momento que se va a quedar ahí, como si se sacrificara por todos o lo que sea… yo le lanzo algo que me había dado él o que era suyo o yo que se, recuerdo que era una especie de llavero/moneda no sé… pero se lo doy y me quedo tan ancha viendo como se cierra el laberinto con él dentro hecho pedazos y cubierto de sangre viscosa de los bichos.

Cuando se cierra la puerta empiezo a recapacitar y me entran las penas de la muerte y lloro a mares porque no quiero que él muera ahí sólo, es mi amado en la vida así que no puedo permitirlo, pero la puerta del laberinto está cerrada y yo ya pensaba que algún monstruo se lo había cargado ya y al recordarlo lloraba más aún… bueno pues mi hermana, que vuelve a aparecer ahí de golpe tan tranquila sentada en un sofá EN UN SOFÁ… o sea… qué tipo de lógica es esa… ella me dice -pues ve a por él- así como si nada, y voy yo desarrollando las superfuerzas del universo y reviento la puerta del laberinto como si fuera una puertecilla de mierda y entro corriendo en busca del susodicho, que joder, quiero recordar quién coño era… le encuentro sentado en el suelo hecho pedazos y dándole todo el dramatismo propio de Hollywood me tiro al suelo y lo abrazo llorando a mares rogándole por favor que se venga conmigo, que no puedo vivir sin él, le repito que no puedo vivir sin él como mil veces sin parar de llorar mientas le agarro la cara toda pringosa de la sangre esa asquerosa y ahí es donde me despierto, cago en to… ¿a que os habéis quedado con la intriga también de qué pasa después? pues así me he despertado yo, casi llorando y con rabia…

En fin, este es mi sueño, aunque sé que no os interesa una mierda, pero aquí os lo dejo y me lo dejo para poder recordarlo ^^

¿Amigos?

Hoy en día los amigos no son amigos,  son de pega, de postureo, hubo un tiempo en el que deseaba tener amigos a la par que me hacía creer a mí misma que no los necesitaba para nada.. pero hoy, hoy veo que tener amigos es equivalente a no tenerlos porque la mayoría de esos amigos ni siquiera lo serán de verdad, me doy cuenta cada día que sólo se puede tener un amigo en el que realmente puedas confiar y ese eres tu mismo, el amigo que no te va a abandonar simplemente porque no puede hacerlo, puede que en algún momento tengas la suerte de encontrar a alguien en quien puedas confiar pero cuando llegue ese momento estarás tan cerrado al mundo que no lo sabrás apreciar y volverás al punto de retorno, es así, caemos en un gran bucle del cuál no podemos salir, o al menos algunos lo hacemos, tenemos miedo al mundo y con miedo no se puede vivir pero me pregunto, ¿es mejor exponerse a ese miedo o vivir sobre seguro confiando sólo en tí? a día de hoy no sé la respuesta a esa pregunta y me dedico a vivir cautelosamente y observando a mi alrededor, viendo de quién debo o no rodearme. No sé si será lo más correcto pero hoy me ciño a la norma de “quien realmente es tu amigo estará ahí en todo momento” aunque no sea físicamente. A veces pienso que no es la gente, que soy yo la que no está capacitada para tenerlos.

Cuando el mundo está podrido…

¿Qué hacer? ¿qué hacer cuando el mundo está podrido? ¿qué hacer cuando tu vecino maltrata a su mujer? ¿y cuando ves a un niño en la calle maltratando a un animal? ¿qué hago? ¿qué debo hacer? mejor quedarse al margen, ¿verdad? uno se evita problemas…

Pues no, no es así, si estamos aquí para progresar, el mundo no progresa si nos evitamos los problemas, si no paramos el maltratado de tu vecino a su mujer o el de ese niño al pobre animal, el mundo seguirá igual de podrido entonces, pero habrás arrancado un trozo de ese gran moho que cubre la tierra desde nuestra existencia…

¿Crees que sería justo para ti vivir en una jaula encerrado? ¿sería justo que alguien el triple de grande que tú te sacase de esa jaula para jugar contigo como si fueses un simple muñeco? ¿sería justo que tuvieses que soportar ese dolor? No, no lo sería y eso lo que pasa hoy en día con muchos de los animales que equivocadamente “regalamos” a los niños, como si eso se pudiese regalar, como si de un objeto se tratase, ¿puede una madre regalar a su bebé como si fuese un objeto? tampoco debería de poderse regalar un animal.

Esta situación estará en esta época más presente, debido a la fecha que se acerca, navidad, es el momento en el que más animales se regalan como si fuesen objetos que por si fuera poco, a niños que luego no se harán cargo de ellos debidamente, que jugaran con ellos los dos primeros días tratándolos como trapos y luego simplemente los olvidarán y claro… después de esto, ¿para qué les sirven a sus mamás esos animales? para nada, mejor abandonarlos a su suerte.

Día tras día, hora tras hora, momento tras momento, un grano más cae en esa enorme montaña de mierda que cubre el mundo y nos sentamos a ver como desborda en lugar de remediarlo.

Y es que cada día veo menos posibilidades, cada día me convencen más las acciones de que no hay esperanza, cuando oigo decir a alguien que la hija de su vecina juega con su mascota arrojándola hacia arriba como un trapo y dejándola caer al suelo… cuando escucho que este hombre ha abandonado a su perro a su suerte porque “ya está harto”, cuando aquel hombre ha dejado a su gato en la calle porque “ya no le es útil”… y entonces me pregunto ¿hay esperanza? ¿qué puedo hacer? ¿huir? ¿dónde he de esconderme?…

Apertura del blog

Hola a todos, he creado este blog para dedicarlo íntegramente a la literatura, con la idea de leer y comentar novelas y subir la mía propia para vuestro disfrute y el mío 🙂 y nada, espero que os guste y estoy abierta siempre a sugerencias y críticas. Un beso. Alba.